Ana Guevara ‘medalla de oro’ de corrupción en gabinete de AMLO: México Elige


Con el 73 por ciento la medallista olímpica está a la cabeza del gobierno de la ’4T’

| Jesús Yáñez Orozco | Desde diarioalmomento.com
Ana Guevara ‘medalla de oro’ de corrupción en gabinete de AMLO: México Elige

Deportes

Noviembre 10, 2020 01:09 hrs.
Deportes Estados › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

+La ex reina de l velocidad mundial, perseguida por la justicia desde 2010

+Tiene cuatro carpetas abiertas por la opacidad con que maneja recursos de la Conade

+También enfrenta demanda legal por presunta extorsión a empresarios veracruzanos

+Seguida de Manuel Bartlett, titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con 69.6 por ciento

+En tercer lugar se encuentra Octavio Romero, director de Pemex, con 62.6 por ciento.

+Los secretarios de Marina y de la Defensa Nacional son los funcionarios considerados menos deshonestos

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).– Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), 67 años de edad –con 23 meses en el cargo–, insiste que ya se acabó la corrupción en el país, 64.3 por ciento de los mexicanos considera que persiste deshonestidad en el gobierno de la ’4T’. Y, en opacidad en manejo de recursos oficiales, se lleva la medalla de oro Ana Gabriela Guevara Espinoza, al frente de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte.

De acuerdo con la encuesta mensual de México Elige, 2 de cada 3 mexicanos opinan que sí hay corrupción en el gobierno de López Obrador. En el caso particular del mandatario mexicano, el 44.7 por ciento de la población piensa que no lo es; mientras que el 42.7 por ciento cree que sí.

Respecto a los funcionarios más corruptos, según esa organización, Ana Guevara, directora de Conade, es el personaje con la percepción más alta del gabinete federal. La exatleta se perfilaba como candidata del PT para la gubernatura de Sonora.

Con el 73 por ciento Ana Guevara es considerada la funcionaria más impresentable del gobierno de la ’4T’; seguida de Manuel Bartlett, titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con 69.6 por ciento; en tercer lugar se encuentra Octavio Romero, director de Pemex, con 62.6 por ciento, dijo al director de México Elige, Sergio Zaragoza al periodista Ciro Gómez Leyva de Radio Fórmula.

Los servidores públicos considerados menos deshonestos son: Rafael Ojeda, secretario de Marina, con 43.8 por ciento; Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, con 44.9 por ciento; y Arturo Herrera, secretario de Hacienda, con 45.9 por ciento.

México Elige, de acuerdo con su perfil en Facebook, es una plataforma informativa sobre las elecciones ’y los que quieren acceder al poder’ público en México.

’Nuestra misión es incentivar con datos a los ciudadanos para que elijan mejor’, argumenta en esa red social.

Aprobación de AMLO

Este mes, noviembre, la calificación de López Obrador bajó 0.1 por ciento con respecto a octubre; lo que hace que se mantenga dentro del 49 por ciento.

En tanto, su nivel de aprobación aumentó 0.1 por ciento, lo que significa que el presidente mantiene una aprobación de 52 por ciento.

Durante 2020, lo niveles más altos de aprobación del mandatario mexicano se registraron en enero (60.5 por ciento), y agosto (57 por ciento). Mientras que los más bajos fueron en marzo (47.9 por ciento), abril (46.6 por ciento) y mayo (49.4por ciento).

’¡Corre, Ana, corre!’

Aunque hasta el momento no lo ha hecho oficial, en días pasados la exreina de la velocidad mundial declinó contender para la gubernatura de Sonora. Ana Guevara, diputada por el Partido del Trabajo, tiene licencia para dirigir el deporte oficial.

Guevara Espinoza no se registró como candidata del PT para las elecciones de 2021, porque no renunció a su cargo en la Conade, informó Ramón Flores, líder de ese partido en la entidad.

A principios de octubre, Flores aseguró que Ana Guevara, titular de la mencionada Comisión, se lanzaría para la gubernatura de su estado natal.

Sin embargo, se confirmó que la exdeportista no contenderá. Según Flores, la exatleta olímpica estaría informando sobre su caso próximamente. Adelantó que la medallista de plata en Atenas 2004 estará en Sonora, en fecha cercana, donde tocará el tema. Algo que no ha sucedido.

Cuando el dirigente del PT anunció a Ana Gabriela Guevara como su supuesta candidata, también aseguró que ella formalizaría su aspiración. Sin embargo, nunca lo hizo.

Aunque sí circuló un spot de ella pidiendo a los sonorenses su voto.

De acuerdo con versiones periodísticas, su desistimiento por competir para la gubernatura de su estado natal, obedeció al compromiso que tiene de cara a la participación de México en la Olimpiada de Tokio 2021, pospuesta el año pasado.

La última semana de octubre, el presidente López precisó que los funcionarios de la llamada Cuarta Transformación tenían como límite el sábado 31 de ese mes para declinar a sus encomiendas y postularse a cargos de elección popular.

Desde que la exatleta asumió el cargo en diciembre de 2018, su gestión ha navegado en un mar de polémica. Por ejemplo, tiene abiertas cuatro carpetas de investigación desde la Secretaría de la Función Pública por presunta corrupción.

Además carga con una querella judicial por su supuesta participación en un chantaje que sufrieron empresarios veracruzanos que prestaban servicio a la Conade. Por este hecho hay tres personas encarceladas.

Una de ellas, presunta operadora de la funcionaria.

Virtuosa impunidad

Desde 2010, Guevara Espinoza tiene un largo historial de opacidad como funcionaria y legisladora. Investigada durante el gobierno de Felipe Calderón por defraudación fiscal, fue perdonada por este delito en agosto de 2014, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, un mes después de que la exvelocista declinara a ser la candidata a la gubernatura de Sonora.

El 14 de marzo de 2014, en una gira por Sonora, el entonces líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que los candidatos a postular para la elección de gobernador en 2015 serían Guevara Espinoza o Alfonso Durazo Montaño –quien en días pasados declinó a su cargo al frente de la Secretaría de Seguridad Pública para contender como mandatario estatal por esa entidad–.

Justo en esos meses cuando se definía internamente el candidato de Morena en Sonora, la entonces senadora del PT intentaba librarse de una acusación penal que se encontraba congelada en un juzgado federal, pero que una vez que dejara el cargo se reactivaría.

La investigación en contra de la exmedallista olímpica venía desde el sexenio de Calderón Hinojosa, cuando en mayo de 2010 los contadores de Hacienda detectaron que había omitido el pago de impuestos en 2005, ocasionando un daño al erario por 699 mil 681 pesos con 35 centavos.

El 11 de agosto de 2014, altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), entonces dirigida por Luis Videgaray –hace unas horas acusado de traición a la patria–, elaboraron un escrito para otorgarle el perdón fiscal y solicitar el sobreseimiento del proceso penal seguido en un juzgado federal.

El perdón fiscal es una figura prevista en el artículo 92 del Código Fiscal de la Federación que en los últimos tres sexenios ha sido muy controvertida porque se realiza de forma discrecional y selectiva.

Además, la SHCP no está obligada a fundar y motivar su decisión y se resiste a dar a conocer la lista de los perdonados.

Ahora se sabe que la actual titular de Conade, fue una de las que se benefició con esta figura y justo en un contexto político, en el que declinó aceptar la propuesta de López Obrador para competir por la gubernatura de Sonora y después apoyó a la entonces candidata del PRI, Claudia Pavlovich Arellano.

Ominoso pasado fiscal

El 16 de agosto de 2010, tres meses después de que los auditores descubrieron que Guevara Espinoza había consignado ingresos menores a los realmente obtenidos, había omitido el pago de ISR y conseguido deducciones sin documentación, la Dirección General de Delitos Fiscales de la SHCP formuló una querella ante la entonces llamada Procuraduría General de la República (PGR) por la probable comisión de un delito fiscal.

Incluso, la desaparecida PGR inició una averiguación previa y el 2 de agosto de 2011 finalmente logró consignarla ante el Juzgado Décimo Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México, donde quedó registrada como causa penal 106/2011, según se lee en los expedientes judiciales.

El 5 de marzo de 2012 se le dictó a Guevara Espinoza el auto de formal prisión, pero debido a que el delito no fue considerado grave, consiguió quedar en libertad.

El Ministerio Público se inconformó porque el juez no suspendió los derechos políticos de Ana Guevara, lo que le hubiera impedido ser candidata al Senado. El abogado de la acusada alegó que su defendida estaba en libertad bajo caución.

El 29 de agosto de 2012, Ana Gabriela Guevara tomó protesta como legisladora y dos días después el juzgado recibió una notificación sobre el nuevo cargo de la acusada, por lo que canceló el proceso en su contra.

’Se suspende el procedimiento en la presente causa hasta en tanto no sea removida la inmunidad procesal (fuero constitucional), por virtud de la cual tiene protección constitucional’, se lee en el documento judicial.

La PGR se inconformó ante un tribunal unitario porque la exatleta no era servidora pública al momento de cometer los delitos imputados y porque la acción penal había sido ejercida antes de tomar protesta al cargo.

Sin embargo, la apelación no prosperó.

La investigación quedó congelada por casi dos años hasta que en el gobierno de Enrique Peña Nieto se solicitó el sobreseimiento.

Y, sí: Ana sigue corriendo.

(Con información del diario El Universal, y los portales Radio Fórmula y posta de Sonora)


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor