Así fue como Gerardo Sosa se hizo de 50 hectáreas en Ensenada


Documentos en poder de este medio y que aún no tiene la UIF ni la FGR en sus manos, comprueban que altos funcionarios de la UAEH usaron a la máxima casa de estudios para hacerse de 50 hectáreas de terrenos en Ensenada (BC), mismos que nunca figuraron como patrimonio de la institución

| Emmanuel Ameth | Desde Emmanuel Ameth Noticias

Política

Septiembre 07, 2020 02:51 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

Mediante una red de corrupción que involucra a funcionarios agrarios, a la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC), así como a directivos de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), el expresidente del patronato universitario y hoy preso en el penal del Altiplano Gerardo Sosa Castelán, se hizo de 50 hectáreas de exclusivos terrenos con vista a los viñedos de L.A. Cetto en Ensenada, Baja California, usando como promesa un supuesto proyecto de inversión que nunca se concretó.


El entramado involucra al líder del Grupo Universidad Gerardo Sosa Castelán, a su hijo Gerardo Sosa Cravioto (DEP), al exrector y hoy diputado por Morena Humberto Augusto Veras Godoy, al director de la Preparatoria No. 1 Daniel Alberto Sánchez Cabrera, así como a otros actores de la CODUC y del Registro Agrario Nacional (RAN).

Hace exactamente un año este medio ventiló el escándalo que trastocó la comunidad de la UAEH mediante la investigación titulada Grupo Universidad usó la UAEH para hacerse de terrenos con vista a viñedos de Ensenada, a la que la institución educativa ejerció su derecho de réplica, argumentando, entre otras cosas, que ni Sosa Castelán ni Veras Godoy se encontraban directamente involucrados en la operación.

Ahora que la revista Proceso retomó el tema, se confirma lo que se aseguró en un principio, con el valor probatorio de los documentos que así lo sustentan y que hasta hoy no habían salido a la luz.

La historia de la apropiación a nombre de la UAEH

Desde el año 2010, personeros de la UAEH iniciaron las gestiones para hacerse de un terreno en Emiliano Zapata (Francisco Zarco) en Ensenada B.C., con una extensión de 50 hectáreas, mismo que tiene vista a Valle de Guadalupe, el lugar donde convergen los 4 centros vinícolas más importantes de México.

Fue hasta el 2 de julio de 2015 cuando la UABC y la UAEH protocolizaron un convenio de colaboración general para llevar a cabo labores de investigación, docencia, colaboración académica, desarrollo profesional, difusión de actividades culturales, artísticas, deportivas, sociales y de prestación de servicio social.

Posterior a la firma de este convenio, la institución facilitó otra aula para que el entonces rector de la UAEH Humberto Augusto Veras Godoy, acompañado de Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato Universitario, firmaran la donación de un terreno de 50 hectáreas, con la intención de instalar un Centro de Investigación Enológico del cual se prometió recibiría una inversión de 300 millones de pesos que correrían por parte de la institución hidalguense.

En ese momento, la contraparte bajacaliforniana ignoraba que el predio iría a parar a manos de particulares mediante una triangulación bajo la figura de empresas universitarias; el predio de 50 hectáreas, a la fecha, no figura como patrimonio de la UAEH e incluso se sigue edificando un complejo que incluye restaurante y hotel para convertirse en una zona turística VIP.

La operación prestanombres

Para que los funcionarios universitarios al servicio de Sosa Castelán pudieran hacerse de dichos terrenos, había dos impedimentos: primero, que requerían que efectivamente les fueran donados y después, según la Ley Agraria, que los beneficiarios fueran “avecindados” para poder tener propiedad sobre los mismos.

De la primera parte se encargó Eduardo Cota Osuna, quien entre el 26 de abril de 2015 y el 13 de octubre de 2017, recibió la “donación” de predios por parte de 7 ejidatarios, extensión entre la que se encontraba el polígono que pasaría a manos de Sosa Castelán.

Pero ya desde esa operación había irregularidades, toda vez que a los dos certificados de tierras ejidales que poseía Cota Osuna, se sumaron los 7 anteriores, lo que le hizo propietario de 900 hectáreas.

Pero según la Ley agraria, una sola persona no puede acaparar más del 5% del total de las tierras ejidales; como el predio en cuestión es de 8 mil hectáreas, se excedió en más del doble el límite que la Ley permite.

Hubo mayor dolo en la operación si se tiene en cuenta que Cota Osuna es actualmente Comisionado del Registro Agrario Nacional (RAN) para Baja California y que fue propuesto precisamente porque ya “conocía” la Ley Agraria.

Para la segunda parte, intervinieron autoridades ejidales del predio, quienes también violaron la Ley agraria, pues falsearon declaraciones con la intención de que los funcionarios de la UAEH fueran sujetos a ser propietarios de al menos 50 hectáreas en Francisco Zarco.

La consecución de la #OperaciónViñedos

Ya en manos de Cota Osuna los predios a los que habrían de apropiarse los personeros de Gerardo Sosa, se operó para que los beneficiarios fueran gente de confianza de Sosa Castelán.

Así lo confirma un Acta de Asamblea del Comisariado (interna) del ejido Emiliano Zapata en el municipio de Francisco Zarco celebrada el 16 de diciembre de 2018, misma en la que se informa que Gerardo Sosa Cravioto, Gerardo Sosa Castelán, Francisco Segoviano Trujillo, Marco Antonio Ortiz Salas, Héctor Lara Soria, Daniel Alberto Sánchez Cabrera y Humberto Augusto Veras Godoy presentaron una solicitud para ser reconocidos como “avecindados” para adquirir derechos parcelarios como posesionarios en la parcela 4 Z-1P-3/4 y posteriormente adquirir dominio pleno sobre las parcelas.

Dos meses después, el 11 de febrero de 2019, los universitarios recibirían sus constancias de avecindados fuera de la Ley; todo para que posteriormente, el RAN tramitara los inscribiera en el Registro Agrario Nacional, mismo al que llegaría como comisionado un mes después, Eduardo Cota Osuna.

Humberto Augusto Veras Godoy

El exrector de la UAEH y excoordinador general de ANUIES, laboró hasta marzo de 2018 como director general de Participación Ciudadana en la Secretaría de Gobernación hasta marzo de 2018; posteriormente, hizo campaña para finalmente resultar electo como diputado local por el Distrito XIII Pachuca de Soto, cargo en el que tomó posesión en septiembre del mismo año y en el que se desenvuelve hasta la fecha.

Aunque no ha dejado de vivir en la capital hidalguense para desempeñar ambas funciones referidas, el Comisariado Ejidal de Francisco Zarco en Ensenada, Baja California, hizo “constar” que Veras Godoy radicaba desde hace más de un año en el norte del país para así poder ser sujeto a tomar posesión y luego propiedad de una fracción de las 50 hectáreas con vista a los viñedos.

Daniel Alberto Sánchez Cabrera

Desde 2010 hasta 2017, Sánchez Cabrera se ha desempeñado como funcionario de la UAEH bajo diversos cargos, siendo en este último año que fue designado director de la Preparatoria No. 1 de la UAEH.

Pese a ello, al igual que con Veras Godoy, se emitió un documento oficial por parte del Comisariado que asegura ha radicado durante más de un año en Ensenada para poder realizar su trámite como avecindado y así, finalmente, poder ser propietario de los ejidos junto con Sosa Castelán y otros involucrados de la CODUC que también forman parte de esta maraña.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor