Información,análisis político y público de San Fernando. - OTROS DATOS… - San Fernando - esferaperiodistica.com.mx

OTROS DATOS…

Información,análisis político y público de San Fernando.

JUAN LOO

Información,análisis político y público de San Fernando.

Política

Abril 24, 2021 16:27 hrs.
Política Nacional › México Tamaulipas
JUAN LOO › SFTnoticias


En éste 2021, a unos días de iniciadas las campañas oficiales de promoción al voto y a raíz de la efervescencia política, retomo una de las pasiones de mi dilatada existencia: escribir para describir, desde mi propia experiencia de casi siete décadas de vida, el quehacer público de mi lugar de origen: San Fernando.

Luego de una pausa de 10 años retorno al teclado, con dos extraordinarias herramientas tecnológicas que ahora permiten la comunicación en tiempo real: WhatsApp y Facebook, lo que obliga a ser más cuidadoso por la inmediatez y difusión extraordinaria de lo que se expresa.

¿Cómo lograrlo? Respeto es una de las palabras clave me parece. Veracidad es otra de ellas. Con ellas se pueden abordar, con responsabilidad y fidelidad, cualquier tema público. Nunca traspasar el lindero de lo privado. Siempre la empatía como distintivo. Sencillez en la forma y la sensatez como fondo.

El mundo cambia aceleradamente y debemos adaptarnos. Ahora tenemos una ’Nueva normalidad’, en nuestro día a día que, en realidad, no terminamos de aceptar del todo.

Inseguridad y Pandemia fueron dos factores que nos cimbraron a todos, sin excepción. Confinamiento forzado en ambas circunstancias. Quebranto de libertades.

Desapareció nuestra bien amada ’Vieja normalidad’. Y con ella el disfrute de muchas cosas.

Pero nos alegra que hay otras que permanecen a pesar de todo ello: los valores y la aspiración de salir adelante como individuos, como familia, como comunidad. Ponernos de pie, rehacernos, afanarnos y avanzar.

La mejor y más rápida forma de alcanzarlo es, sin duda, mediante el esfuerzo en el trabajo, en el estudio y en la solidaria participación ciudadana en tareas comunes.

La indiferencia a los problemas que nos atañen y afectan a todos, nos seguirán anclando en el retroceso como sociedad.

San Fernando, no merece el estado en que se encuentra.

Duele San Fernando, sí que duele. Lacera su actual situación, de atraso y abandono.

Y no se trata, solamente, de echar culpas. Quedarnos en señalar culpables. Eso remedia muy poco… o nada. Es quedarse patinando en el mismo lugar. No avanzar.

Hoy, San Fernando nos exige otra cosa. Participación decidida, unidad y buenas decisiones.

En especial en la vida pública, que es responsabilidad de todos. Porque nos afecta por igual, a usted y a mí; a su familia y a la mía. En resumen, a todos.

Quizás las nuevas generaciones de sanfernandenses no tengan un punto de referencia de lo que era el progreso de San Fernando en los años 80s, 90s… es, hoy, como si aludiéramos a los fabulosos años 20s. La época dorada. El legendario sueño de las 7 vacas gordas.

Y sí, sí es nostalgia referir lo anterior. Y tristeza, porque nos tocó vivir intensamente el resplandor y alegría de una comunidad pujante y alborozada, que progresaba aceleradamente. Hoy la opacidad nos avasalla y encadena. Hiere, sin remedio, ver un pueblo menguado, alicaído.

Se proyectaba, entonces, un crecimiento sostenido en todas las actividades: Agricultura, Comercio, Ganadería, Pesca, Sociales, Turismo, Culturales, Profesionales, Recreativas, Filantrópicas, Educativas, Cinegéticas, Deportivas y otras tantas más.

Así con Mayúsculas, porque eran actividades que bien lo merecían por su aliento y crecimiento generalizado. El deseo de progresar, era más contagiante que el Covid-19.

Otra historia es la de hoy. ¿Qué nos toca hacer, a todos, para superar la actual situación?

Simplemente tomar buenas decisiones colectivas. Votar razonadamente. Elegir las próximas autoridades municipales con el corazón caliente, sí; porque la política es pasión.

Pero también con la cabeza fría, porque la administración pública debe ser de resultados, dar buenos resultados.

Hacer uso de la neurona y no de la hormona. Votar con el cerebro; no con el hígado o la bilis.

En fin. Nos leemos el lunes y entramos de lleno en materia.
Saludos y Bendiciones.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor