Principios del Derecho Ambiental

Lecciones Constitucionales

Principios del Derecho Ambiental

Marco Antonio Baños Avendaño

Principios del Derecho Ambiental

Política

Julio 29, 2022 00:20 hrs.
Política Estados › México Oaxaca
Marco Antonio Baños Avendaño › diarioalmomento.com

México es emblemático como ejemplo de, lugares atractivos que visitar, sin embargo, aún no ha sido ponderado del todo su derecho ambiental, no hay defensores auténticamente ambientalistas. Los Principios del medio ambiente humano son los Principios establecidos en la Declaración de Estocolmo y los tratados internacionales en materia ambiental.

Los Derechos fundamentales del hombre respecto al medio ambiente se aplican en su totalidad, ya que el hombre tiene derecho fundamental a la libertad, la igualdad y el disfrute de condiciones de vida adecuadas en un medio ambiente de calidad tal que le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar, y tiene la solemne obligación de proteger y mejorar el medio ambiente para las generaciones presentes y futuras. Autores del Derecho Ambiental como Pedro Luis López Sela y Alejandro Ferro Negrete señalan que las políticas que promueven o perpetúan el apartheid, la segregación racial, la discriminación, la opresión colonial y otras formas de opresión y de dominación extranjera quedan condenadas y deben eliminarse.

Dentro de los Principios del Derecho Ambiental están la Preservación de los recursos naturales y el desarrollo sostenible. Los recursos naturales de la Tierra, incluidos el aire, el agua, la tierra, la flora y la fauna y especialmente muestras representativas de los ecosistemas naturales, deben preservarse en beneficio de las generaciones presentes y futuras, mediante una cuidadosa planificación u ordenación, según convenga.

La capacidad productiva de la tierra. Debe mantenerse y, siempre que sea posible, restaurarse o mejorarse la capacidad de la tierra para producir recursos vitales renovables. La Responsabilidad de preservar y administrar la flora y la fauna silvestres y su hábitat. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo se celebró en Río de Janeiro, Brasil, del 3 al 14 de junio de 1992, en la cual participaron 176 Estados (entre ellos México) y cuya magnitud no tiene precedentes en la historia de la humanidad.

Después de la Declaración de Estocolmo el hombre reconoció que, a pesar del esfuerzo realizado para solucionar los problemas ambientales del planeta, el continuo y grave desequilibrio ecológico mundial demandaba acciones concretas y efectivas para proteger el ambiente y así evitar sólo declaraciones. La Cumbre de la Tierra también generó la proclamación de una serie de principios no vinculantes (normas blandas), cuyas bases se encuentran en la Declaración de Estocolmo. Sin embargo, a diferencia de ésta, en la Conferencia de Río se emitieron tres documentos importantes en materia de protección del ambiente y de sus componentes, constituyendo dos de ellos verdaderos tratados internacionales ambientales con fuerza obligatoria para sus signatarios. Dichos documentos son los siguientes:

La Agenda del Siglo XXI. La Convención de Cambio Climático. El Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Principios sobre el ambiente y el desarrollo Enseguida se exponen los principios establecidos en la Declaración de Río, los cuales, aunque no son obligatorios ni vinculantes, han trascendido a las legislaciones nacionales de varios países, entre ellas la de México

Los documentos emanados de la Cumbre de Río Como hemos visto, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo emitió tres documentos básicos para la protección del medio ambiente en el ámbito internacional.

La Agenda del siglo XXI dispone un plan de acción de naturaleza no vinculante, en el cual hay diversas propuestas para administrar los recursos naturales en el siglo que comienza. Dicho plan contiene 40 capítulos referentes a la atmósfera, los océanos, el agua para consumo, los recursos terrestres, la pobreza, la demografía y la salud; incluye también medios de implementación tales como financiamiento, acceso y transparencia de tecnología y cuestiones legales e institucionales.
Además, ese documento contiene 127 principios, de los cuales los más importantes son los siguientes:

a) Las responsabilidades comunes pero diferenciadas de los Estados, tomando en cuenta su contribución en la degradación del ambiente.

b) La promoción de políticas demográficas y la eliminación de procesos productivos y consumo insostenibles.

c) El criterio de precaución, a observar cuando se pone en riesgo grave e irreparable un entorno ambiental, debiéndose implementar medidas urgentes para evitar que aquél se produzca, sin que sea obstáculo para ello que no se cuente con pruebas o evidencias científicas.

d) El derecho al desarrollo de los pueblos.

e) La importancia de los estudios de impacto ambiental y el instrumento de la evaluación del impacto ambiental.

f) El derecho de los individuos de acceder a la información gubernamental.

g) El papel de las mujeres, las comunidades indígenas y las organizaciones no gubernamentales en el logro del desarrollo sustentable.

La Convención Marco sobre el Cambio Climático es un tratado internacional adoptado en Nueva York el 9 de mayo de 1992, surgió al reconocer las naciones que las actividades humanas han incrementado de manera sustancial las concentraciones de gases de efecto invernadero (como el dióxido de carbono en la atmósfera), lo cual ocasionará un calentamiento adicional de la superficie y la atmósfera terrestres, afectando negativamente tanto a los ecosistemas naturales como a la humanidad.

La conciencia de los Estados al advertir que, en la medida que decrezca la biodiversidad, menores serán sus posibilidades de desarrollo actuales y futuras, considerando que muchas de las especies desaparecidas o a punto de serlo no son recuperables. Los objetivos del Convenio sobre la Diversidad Biológica son:

• La conservación de la diversidad biológica.

• La utilización sostenible de los componentes de la biodiversidad.

• La participación justa y equitativa de los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos.

Finalmente luchar por la defensa del medio ambiente es una gran bandera que las presentes y nuevas generaciones tienen como reto para preservar lo bello de nuestro México y del planeta entero ante las crisis ambientales existentes.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.