Fin de un ciclo

Propuestas y Soluciones

Jorge Laurel González

Propuestas y Soluciones

Política

Enero 01, 2021 09:33 hrs.
Política Internacional › México
Jorge Laurel González › codice21.com.mx

Nadie puede volver atrás y comenzar de nuevo, pero cualquiera puede comenzar hoy mismo y hacer un nuevo final.
María Robinson.

Definitivamente el año 2020 fue un año, por decir lo menos, complejo. El mundo no estaba preparado para esta pandemia, pese a que Bill Gates y algunos otros científicos, habían señalado la necesidad de prever que algo como esto podría presentarse. Ningún gobierno estaba listo, para afrontar lo que significaría un cambio radical en el comportamiento humano.

Independientemente de que las vacunas, puedan hacer que regresemos a una normalidad semejante a como vivíamos previamente, esta generación ha quedado marcada ya, de manera indeleble, por esta tragedia que ha afectado a todo el género humano y que llegará pronto, sin lugar a dudas, a más de dos millones de muertos.
Ha incidido de manera importante en la dinámica económica, pero también en nuestras relaciones sociales. Podemos citar al gran Pablo Neruda: Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

A las nuevas generaciones, las que están todavía en período formativo, les ha afectado de manera importante, están recibiendo su enseñanza de una manera diferente. Los está obligando a ser más independientes. El acceso ilimitado a las redes que ya lo tenían, los ha hecho una generación ávida en la búsqueda de información, estamos a un click de cualquier rama del conocimiento que necesitemos explorar. Los docentes tan solo tienen que ser capaces de conducir la curiosidad natural de nuestros niños y jóvenes, encauzarlos, exactamente igual que a un río, para que puedan llegar al océano de la sabiduría.

La llegada de las vacunas, ha representado una esperanza. Sabemos bien que es un tema que tomará meses, probablemente todo el año 2021 y que será hasta mediados de 2022, cuando en condiciones óptimas, podríamos tener vacunada al menos al 70 % de la población, empezando por los que están en el frente de batalla y siguiendo con nuestros mayores, que por su comorbilidad son los más vulnerables.

En este año, las relaciones románticas se han modificado, ni el HIV provocó un distanciamiento social tan grande. En los 80s. el miedo al HIV estaba involucrado con el acto sexual en sí. Actualmente solo saludar a alguien de mano, puede infectarte. La diferencia es monstruosa.

Lo único que quiero decirles, finalmente, es que el próximo año, no va a cambiar en nada, los cambios no los generan las fechas. Los generamos nosotros mismos. Para que los cambios se realicen, debemos de pensar en el lema del brazo político del ejército republicano irlandés. Sin Féin, que significa: Apostemos por nosotros mismos.

Es simple, nosotros somos los que debemos de cambiar, para poder impactar en nuestra sociedad y lograr los cambios que necesitamos y que, sin duda, nos merecemos. No podemos esperar que nadie venga a resolvernos la vida, porque nadie va a venir a hacerlo. Las historias de las hadas madrinas, que con una varita mágica resolvían todo, son pertenecientes tan solo a los cuentos de la infancia. Necesitamos cambiar nosotros.

Así que, lo que debemos de hacer, es cerrar el ciclo. Comenzar el año, renovados, con propósitos firmes y lógicos. Con metas asequibles, para de esta manera, lograr, poco a poco, entre todos nosotros, cambiar el mundo.
Recuerda, solamente Juntos, Logramos Generar, Propuestas y Soluciones.
JLG.


Ver nota completa...