Se aleja Liliana Oropeza del PRI

Mariana Morales

Se aleja Liliana Oropeza del PRI

Política

Octubre 08, 2020 05:27 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Mariana Morales › Emmanuel Ameth Noticias

Tras renunciar a su candidatura por la alcaldía de Tasquillo, Liliana Oropeza Olguín se convierte en otro de los perfiles que siguen siendo priistas solo de membrete, pues en la práctica boicotea a la correligionaria que la vino a suplir ya en el ocaso de su carrera política.

El escándalo generado en Tasquillo por su cambio de bandera en los presentes comicios revive otros señalamientos que ha tenido a lo largo del tiempo.

En 2015, ya siendo diputada federal, fue señalada por un presunto tráfico de influencias al presionar a un juez para que reclasificara el delito de tentativa de homicidio a ’riña’ en Tasquillo para así beneficiar a su vecino Alfredo Rocha Baños. La averiguación se abrió en Ixmiquilpan bajo el numeral 7/II/1029/2015.

En 2018 en contubernio con el alcalde de Tulancingo ’bajó’ 2 millones de pesos para la primera etapa de rehabilitación de acceso principal a Rincones de la Hacienda, de la que el Concejo Municipal hoy busca recursos para colocar asfalto por haberse hecho una obra de mala calidad.

Ese mismo año hizo una consulta en sus redes sociales para conocer qué grupo llevaría a Tasquillo, otorgándole la federación 1.5 millones de pesos para que contratase a la Arrolladora Banda el Limón. Sin embargo, la banda sólo cobró 800 mil pesos y la entrada fue cobrada a los asistentes como gasto de recuperación.

En febrero de 2019 El Demócrata también ventiló un escándalo de ’moches’, pues exhibió que la obra pública llevada a cabo en Zimapán iba los cercanos a la legisladora suplente, misma que se ostentaba con tener los #contactos’ al más alto nivel para la dispersión de estos recursos.

’Una de las obras en las que ha tenido influencia es la ubicada en el tramo Remedios, de Zimapán Hidalgo, de la repavimentación asfáltica de acceso al municipio, donde se firmó un contrato entre el empresario Eber Yovany Acuña López, quien a su libre albedrío asigna los trabajos de la obra a incondicionales de Zimapán, violando cualquier tipo de contrato legal, porque ostenta que la senadora suplente Nora Liliana Oropeza es la que ’baja’ las obras y ellos deciden a quien favorecen’, afirmó el medio.


Su currículum

Atrás quedaron los años en los que su amistad con Murillo Karam le abrieron las puertas para incursionar en la política aún sin estudios profesionales -que a la fecha no ha concluido-.

Con 20 años de edad, la política supo desenvolverse dentro del partido, teniendo diversos cargos que le duraron una década tanto en el PRI municipal como el estatal. Ya en la década del 2000 incursionó en la administración pública tanto en Segob, Sedesol, Planeación y la SEP.

Su amistad con Osorio Chong la llevó a ser consejera política estatal del PRI y posteriormente diputada local entre 2011 y 2013, aunque en su currículo incorrectamente asegure que estuvo en funciones hasta 2014.

El error se repite al asegurar que cuenta con estudios en Derecho, cuando nunca precisó la fecha ni la institución en la que los cursó en caso de haber existido.

En 2015 llegó a una curul federal mediante la vía plurinominal y en 2018 se hizo senadora suplente de la osorista Nuvia Mayorga, de quien espera que la 4T investigue para poder ella ser titular en la cámara alta.

El grupo de amigas que supieron allegarse al poder

A finales de la década de los 90s, un grupo de mujeres hidalguenses supieron incorporarse a la política -y al poder que conllevaba- haciendo uso de su carisma para con los tomadores de decisiones, llevando el legado que en su momento hizo una adversaria digna para cualquier actor a Celia Bárcenas.

La estrategia fue simple.

Siempre sonrientes, llenas de juventud y con la disposición de entablar diálogos, el mandatario en turno las convocaba a todo tipo de reuniones donde su mera presencia e inteligencia amenizaba el ambiente, creciendo poco a poco su influencia hasta acceder a puestos dentro de la administración pública e incluso a cargos populares al explotar sus dotes como políticas.

Aún no había espacios suficientes para las mujeres y su éxito radicó en explotar la empatía que generaban ya no para acompañar a los tomadores de decisiones asesorándolos en sus más profundas reflexiones, sino siendo ellas personajes influyentes al más alto nivel.

Cambiaron la forma en la que eran vistas, pues los políticos de la entidad gustaban de ir a hacer promesas a las mujeres serranas, huastecas, etc., o bien, a todas aquellas que observaran en estado de necesidad para llevarlas a sus juergas.

Liliana Oropeza fue una de ellas. También lo fue la perla de Tepehuacán así como otras políticas de Calnali, Tenango, Santiago Tulantepec y Huehuetla que las acompañaron en su aventura política.

Oropeza tendría posteriormente un escándalo en el Congreso por querer emular la misma práctica de influir en los legisladores.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor