¡Que conste,.. son reflexiones!

Vientos de guerra chiapaneca

Sócrates A. Campos Lemus

Vientos de guerra chiapaneca

Periodismo

Agosto 26, 2020 17:31 hrs.
Periodismo Nacional › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › guerrerohabla.com


EL PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR ACLARA VARIOS PUNTOS Y RUTAS PARA PODER LLEVAR A JUICIO A LOS EX PRESIDENTES Y EXPLICA QUE, INCLUSO ÉL PODRIA HACER LA PETICIÓN PARA LA CONSULTA POPULAR DEL TEMA.

Como que entramos a espacios de confrontación mayores, la lógica nos explica que sin duda ante las acciones existen las reacciones, no es una cosa mecánica, sino un proceso y esto provoca de muchas formas de desestabilización en muchos sitios, sin dejar de pensar en dos frentes importantes, el del narcotráfico y delincuencia organizada y el del frente guerrillero que comienza a impulsarse en varios puntos por distintas organizaciones que aparentemente dormían y estaban en la absoluta clandestinidad, y ahora, aparecen con los grupos armados ligados, todos ellos, a la dirigencia zapatista en Chiapas, donde los problemas políticos aumentan y generan desestabilización violenta y acciones armadas que obligan a muchas comunidades a salir de sus territorios y de ser el pretexto para las confrontaciones y pruebas de las acciones armadas.

Lo que es una realidad es que las comunidades zapatistas y sus grupos aliados no están de acuerdo en la política de AMLO ni sobre la construcción del TREN MAYA y algunos analistas ahora, no sé hasta dónde sean realidad sus explicaciones o simples especulaciones, hablan de que ya existe entre los grupos zapatistas y un grupo de la delincuencia organizada el CJNG una liga y compromiso para operación en la región y esto estaría siendo en la realidad lo que muchos han asegurado de que se pueden ligar los unos y otros para establecer las políticas de narcoguerrillas, tal como operaron en algunos sitios en Colombia, Guatemala, El Salvador, Perú, justificando sus acciones porque con sus contactos y recursos financieros y armas obtenidos por los grupos criminales, se podían financiar las operaciones de resistencia guerrillera en muchas regiones, al grado que siguen, a pesar de los famosos convenios y tratados de paz en muchas partes de la región.

Cuando recordamos las eternas reuniones de paz llevadas en los tiempos de Salinas y de Zedillo para llegar a acuerdos de paz en la zona de Chiapas, la realidad, así lo parece, es que al final de cuentas todo quedó en puras promesas y no se tuvieron los resultados o no se cumplieron los acuerdos y hemos estado desde entonces en un punto neutro donde ni se estiraba ni se aflojaba la tensión, pero ahora, cuando comienzan los conflictos políticos y los procesos electorales en el país, al parecer, los diablos se desatan y comienzan a exponerse en muchos puntos los grupos que demandan nuevos tratos o amenazan con resistencias armadas y el que el gobierno deje de mantener a los grupos militares en varios puntos.

Durante el levantamiento zapatista y durante años se tuvo la interlocución del Obispo Samuel Ruiz y de los enviados de parte del Ejército y de la política encabezados, en ese tiempo, por Manuel Camacho Solís y su equipo operativo y se logró, cuando menos, desactivar las acciones militares en la zona y establecer acuerdos que al final de los días parece que o no se han cumplido o se dejaron al abandono, actualmente, al parecer, no existe una interlocución con los grupos y los zapatistas a pesar de que tampoco se han ocupado en tener una relación correcta de los políticos estatales con esas organizaciones y los conflictos políticos y armados en la región de Chiapas siguen fluyendo, ante la mirada inocente o cómplice del gobierno del estado y de sus políticos anteriores que solamente dejaron desfalcos, abandonos y corruptelas, tal como se quejan los chiapanecos de todo el estado.

Al parecer todos los indicios indican que hay movilizaciones y organización para una posible lucha de mayor envergadura y esto sería fatal en los tiempos actuales cuando el gobierno federal está en una escalada para eliminar la corrupción, y esto podría parar muchas acciones e incluso dar al traste con este proyecto, porque tendríamos muchas presiones extranjeras y fundamentalmente de Estados Unidos por medio del tratado comercial y porque el proceso electoral daría condiciones, incluso, de solicitar por los políticos radicales norteamericanos la posible intervención en esa región con el pretexto de proteger la frontera sur del país, y de evitar la avalancha de migrantes que se pueden desatar para invadir Estados Unidos. Muchos también hablan de las enormes riquezas chiapanecas en minerales estratégicos, reservas de agua y petróleo y de la potencia forestal actual, en fin, además, de los productivos campos agrícolas que se han querido industrializar y modernizar con lo que se despojaría de sus tierra a los grupos indígenas que son la verdadera protección de ellas en Chiapas y el sureste de México. En fin, las cosas se van complicando y se van radicalizando hasta llegar a los conflictos armados como vemos sucederán en corto plazo y lo grave es que no tenemos, en realidad, los elementos para atender los conflictos de la zona que se han dejado al garete y ahora están por estallar en una violencia que no nos imaginamos.

Si no entendemos que en el sur está el presente y porvenir del país y que todos estamos obligados a incrementar la acción para que se pueda logar el buen desarrollo, cuidando los usos y costumbres de los grupos indígenas que son los verdaderos dueños originales de la región y respetamos el que las acciones sean encaminadas para que encuentren mejores niveles de vida y bienestar sin lastimarles ni dañarles, estaremos inmersos en graves conflictos políticos, económicos sociales y militares en toda esa región, y si los zapatistas han demostrado que son capaces de sobrevivir por muchos años y que tienen sus grupos unidos y en paz, con buenos resultados en la producción y el desarrollo que ellos quieren, todo puede suceder en esa región si no se toman las medidas adecuadas para solucionar conflictos y resolver los problemas que la mala administración política anterior y la actual, están generando en el conflicto. AMLO ya tiene que ver que se generan muchos frentes donde tendrá que actuar con cautela y talento, porque de otra forma, cualquier pretexto será usado para desatar la violencia en el país… y ni quien la pare.

socrates_campos8@yahoo.com.mx


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor